lunes, 2 de febrero de 2009

Sobre nuestro futuro

Hablando con una amiga sobre el rumbo de su romance me dice:

- Con el no veo un futuro rebosante de alegría y felicidad, no veo nada de cuentos de hadas ni con fuegos artificiales, nada digno de ser contado ni de historias, pero veo una vida tranquila, relajada, estable, contenta y satisfecha.

Muchas veces nos imaginamos nuestro futuro similar a los cuentos de hadas o al mejor estilo de las comedias románticas de Hollywood y cuando chocamos con una realidad diferente en este camino llamado vida nos aterramos y dejamos que los sueños se caigan.

En lo personal creo que cada uno escribe la historia de su vida y decide que tiente ponerle, creo que las historias las hacemos nosotros con nuestras decisiones, las de hacer o dejar de hacer. Eisntein decía, “Si esperas resultados diferentes, dejar de hacer lo mismo”.

Un amigo cuando vio que mi romance con V iba enserio y estábamos por casarnos me dijo “No son el uno para el otro, ella es bien tranquila, vos sos aventurero”, Con V ahora estamos felizmente casados y nos acompañamos en casi todo, los dos estamos escribiendo la historia que queremos y pese a los inconvenientes que trae la vida nos hacemos mas fuertes. El secreto, la dedicación del uno al otro (muy distinta a la sumisión).

En la metáfora de cómo las monedas son sometidas a una gran presión para gravar en ellas su valor, hay que resaltar que estas previamente fueron introducidas en un horno donde se fue elevando su temperatura hasta el extremo. Antiguamente era un martillo con el sello lo que se usaba para grabar el valor, vale decir que si la moneda no estaba lo suficientemente caliente, recibía el golpe y salía disparada sin llegar a grabar completamente el importe que le correspondía, en la vida también, si no nos sumergimos lentamente en un proceso de preparación, de amoldamiento no vamos a soportar los golpes y vamos a salir disparados dejando de lado nuestros sueños en el camino.

Preparemonos ahora para el futuro que deseamos, no esperemos a ver como nos encuentra este cuando llegue.

1 comentario:

Ojos de guapurú dijo...

La aventura y los fuegos artificiales dependen de la perspectiva, a lo mejor ella no concibe una vida sin historias, sin amor per se.