jueves, 16 de octubre de 2008

Viaje a la Capital

En el reino de la burocracia muchas veces uno tiene que viajar mas de mil kilómetros para lograr que un documento avance 5 pasos.
En mi caso particular viaje a la capital el día de ayer por 2 temas, en el primero logre que el documento avance 5 metros (desde el escritorio de la secretaria al del jefe) y el segundo, traje un documento que fácilmente pudo ser mandado por correo.
Para condimentar mi viaje la agencia de viajes hábilmente me cambio el vuelo directo por uno con escalas. Hacer seguimiento de tramites en el centro de La Paz es de lo peor porque hay que ir de un edificio a otro en taxi (porque yo no camino esas calles por en subida) y sortear las marchas, los cierres de calles y el traGico (porque eso ya evoluciono de Trafico), que dicho sea de paso ayer era un asco por los campesinos que empezaban a llegar para rodear el congreso, al punto de que opte por caminar 4 cuadras en subida (resignado).
Al medio día cuando nadie me podía atender decidí deleitarme en una librería a la que compro libros por internet pero no estaba ni la señora que me atiende ni las obras que me interesan, todo había sido llevado a la feria del libro de Cochabamba.
Me resigne a seguir con mis tareas y al finalizarlas como siempre subo al aeropuerto entonando (mentalmente) el estribillo:

Ooohhh!!! Fea La Paz
Hoorrible ciudad
Quien te conoce
No vuelve jamás

Sabiendo que en poco tiempo me tocara volver para mover otros pocos metros mi tramite (de la empresa donde trabajo), llego al aeropuerto con 2 horas y medias de anticipación (siempre lo hago y mato el tiempo con internet y un libro de bolsillo) pero al enterarme que el vuelvo se había demorado 2 horas mas decido bajar a la zona sur, la verdad que me sorprendió que entre tanta piedra pueda haber un lugar tan bonito, reconosco que cambio un poco mis impresiones de la ciudad, llegando a un shopping camino un poco, compro algunas cosas y entro a un café con zona WiFi donde después de hacer mi pedido me entero que el internet estaba caído, luego de haber matado el tiempo con una partida de ajedrez contra la compu llamo al aeropuerto y me confirman el viaje, fue una mentira tan grande como que la nueva constitución respeta los derechos de todos, espere 4 horas en zona de preembarque donde tampoco había internet y las baterias de mi celular y computadora murieron juntas, olvidaba comentar que revisaron por completo el equipaje de todos los pasajeros e inclusive nos sacaron los zapatos para pasarlos por los rayos x para luego informarnos que íbamos a esperar que llegue un avión de Tarija para embarcar a Santa Cruz.
Llegue a mi casa a las 23:35 cuando debía haberlo hecho a las 19:30.

1 comentario:

Ojos de guapurú dijo...

jajajaja hasta te imaginé cantando todo desorejado jajaja, te vi y te escuché jajajaja